Conectate con nosotros

ACTUALIDAD

¿Sabes cómo hacer tu banco de leche Casero?

elaborar un banco de leche casero de forma segura

Un banco de leche en casa resulta una solución idónea cuando una madre que practica lactancia materna debe separarse eventual o continuamente de su bebe, dejando a cargo a algún otro cuidador de la alimentación de su pequeño, pero sin abandonar los beneficios de la lactancia materna.

Sin embargo el manejo de esta leche extraída suele generar grandes retos, sobre todo en lugares donde ocurren fluctuaciones eléctricas, que pueden poner en peligro la composición del producto. A continuación, te presentamos las pautas principales para elaborar un banco de leche casero de forma segura.

Preparación para iniciar el banco de leche

  1. La elaboración de un lactario o banco de leche permanente o temporal puede ser una solución para evitar el destete prematuro y garantizarle una buena alimentación al lactante por tiempo prologado.
  2. La extracción puede realizarse de manera manual o mecánica usando un tiraleches según lo desee la madre.
  3. Al prepararnos para una extracción de leche debemos recordar lavarnos las manos con agua, jabón y realizar previamente un pequeño masaje en la mama de forma circular con la yema de los dedos.
  4. Para almacenar la leche se deben usar bolsas o recipientes identificados como aptos para recolección de alimentos, ya sea de vidrio o plástico, que no posean tapas de metal o partes metálicas ya que estas suelen oxidarse.

Conservación de la leche maternal:

elaborar un banco de leche casero de forma segura

Un banco de leche en casa resulta una solución idónea cuando una madre que practica lactancia materna debe separarse eventual o continuamente de su bebe

El calostro y la leche madura pueden utilizarse durante las primeras cuatro a ocho horas de extracción a temperatura ambiente de 25 grados centígrados.

La leche puede conservase viable durante cinco a ocho días, si esta se coloca en la parte posterior del refrigerador y si este tiene una temperatura  de cero a cuatro grados centígrados.

Nuestros refrigeradores caseros sometidos a múltiples variaciones de temperatura por fallos en el servicio eléctrico y las aperturas constantes, suelen manejar temperaturas de alrededor de seis grados centígrados, por lo que es recomendable consumir la leche antes de 24 horas o congelar.

La leche congelada en refrigerador (separado de la nevera) y ubicada en la parte posterior del mismo, puede durar alrededor de cuatro meses, mientras que,  congelada en un refrigerador industrial,  a aproximadamente unos menos 19 grados centígrados, puede durar hasta seis meses.

La leche maternal se debe descongelar dejándola a temperatura ambiente o bajo el chorro de agua tibia o en un recipiente, con agua caliente hasta que adquiera una temperatura adecuada para el bebé. Nunca debe descongelarse en microondas, porque esto afecta seriamente sus propiedades.

 

 

REDACCIÓN: DRA. Delimar Tello.

FOTOS: Iwa Martínez

 

 

Continue Reading