Conectate con nosotros

CULTURA

En las zapatillas de Vanessa Rubio

La bailarina zuliana, Vanessa Rubio está Frente a Cámara

El linóleo negro la acompaña en su transitar de pasos por más de 25 años sobre las tablas. El ballet la ha moldeado, como el escultor que impregna en su obra fuerza, carácter y mucho sentimiento. En sus zapatillas y puntas hay más que experiencia, es una mezcla de recuerdos y sueños de cada vez llegar más alto. La bailaría, Vanessa Rubio, se desliza cual pluma en el aire, sus manos pintan trazos en la nada, mientras que en el corazón de quien la mira, se llena de lo que cualquier artista espera: Emoción.

Su comienzo como ballestita se remonta a más de dos décadas atrás, aunque siente que el tiempo no es mucho

La bailarina zuliana, Vanessa Rubio está Frente a Cámara. FOTOS: @norgebp

La bailarina zuliana, Vanessa Rubio está Frente a Cámara, en una conversación llena de naturalidad y un toque de timidez. Su comienzo como ballestita se remonta a más de dos décadas atrás, aunque siente que el tiempo no es mucho, no presta importancia al crono, sino a lo que está por venir.

 

¿Qué significa tener más de 25 años sobre las tablas?

“Se escucha como mucho tiempo, pero realmente no es tanto para mí. Tengo demasiadas cosas por hacer, sin embargo es un recorrido maravilloso cada día, cada sacrificio, experiencia, oportunidad y momento es maravilloso. Comencé como solista muy joven. He podido hacer realidad mis sueños y metas en este recorrido de 25 años. Siento que voy comenzando.

¿Una ballestita puede ser modelo, actriz, imagen de marcas?

“Para mí es un reto. Ser modelo, bailarina, actriz,  yo soy muy tímida, es sobre el escenario que soy Vanessa la bailarina, sin embargo, todo lo demás son retos que me han hecho crecer, me han ayudado a desenvolverme.  Todo está vinculado a lo que hago, que es bailar. Son oportunidades que  no me siento tan cómoda, pero todo suma,  es parte del trabajo, además muestras tu cara al mundo con un mensaje”.

¿Quedarse estático también es parte del baile de la vida?

“Para los bailarines esta etapa de cuarentena, se nos ha hecho difícil, nos ha tocado entrenar desde casa, que sucede los bailarines no nos podemos detener, dos días sin entrenar pasa factura. A pesar que sea una pausa en la vida, no puede ser una pausa en nuestro entrenamiento. Nos ingeniamos clases en línea, video llamadas, clases grabadas, un sin fín, nos ha tocado reinventarnos. Es otra modalidad que pensábamos que era difícil, pero nos reinventamos. Lo importante es buscar las maneras y no dejar de bailar”.

Si quieres conocer más de Vanessa Rubio Rincón te invitamos a que disfrutes de la entrevista de nuestro programa de televisión Frente A Cámara, acá te la compartimos.

 

Continue Reading